La revolución llega a Disney+

El pasado 3 de julio, Disney+ incorporó en su catálogo el musical Hamilton: An American Musical, una grabación del espectáculo de Broadway, de 2 horas y 40 minutos de duración, que se hizo dos semanas antes de que se fuera el reparto original, en junio de 2016.

El musical debutó en febrero de 2015, con un éxito de crítica y taquilla que dura hasta hoy, y cuenta con 11 Premios Tony y el Pulitzer a mejor obra teatral.

Con libreto, música y letra de Lin-Manuel Miranda (que también interpreta el papel principal), dirigido por Thomas Kail y que reúne al equipo de In The Hights, (musical compuesto también por Lin-Manuel Miranda en 2008 y ganador de tres Premios Tony), como el coreógrafo Andy Blaukenbuehler o el director de música Alex Lacamoire.

En un principio, Miranda había pensado en un disco conceptual, del cual cantó una canción durante la White House Evening of Poetry, y que, tras cinco años de desarrollo, terminó convirtiéndose en el musical que es ahora.

Sin embargo, no queriendo desechar la idea original, en 2016 lanzaron el disco “The Hamilton Mixtape”, con covers en múltiples géneros, canciones eliminadas del musical y la colaboración de varios artistas como Sia, Regina Spektor, John Legend, Usher o incluso Jimmy Fallon.

La trama

Asistimos a la historia de Alexander Hamilton, uno de los padres fundadores de Estados Unidos, que tuvo una vida de lo más emocionante. Cómo pasó de ser un estudiante huérfano e ilegítimo a mano derecha de George Washington. Político, abogado, soldado, impulsor de la revolución, con una turbulenta aventura amorosa, que levantó desde cero el sistema económico americano y que murió en un duelo contra Aaron Burr. Y todo esto no son spoilers, porque el musical está basado en el libro del historiador Ron Chernow “Alexander Hamilton” y todo esto lo cuentan en la primera canción. Vamos, para poner los pelos de punta.

La particularidad de este musical es que mezcla hip hop, rap, jazz, R&B y Broadway con los leitmotivs que se usaban en las óperas, asociando a cada personaje con una o varias frases y melodías. Cada vez que Alexander o las hermanas Schuyler se presentan suena su nombre con la melodía designada, cada vez que Alexander tiene que hacer una elección suena Im not throwing away my shot, (“No voy a desperdiciar mi tiro”), cada vez que Burr tiene que hacer una elección suena Wait for it, (“Esperalo”)…

Y por esto una de mis canciones favoritas es sin duda Non-stop, porque no puede haber mejor final de primer acto. En él mezclan absolutamente todos los leitmotivs que hemos estado escuchando y se unen de una forma apoteósica.

También es brillante cómo muestran las relaciones entre los personajes y cómo se refleja el hecho de que Alexander Hamilton y Aaron Burr son protagonista y antagonista. Mientras el primero lucha por ascender rápidamente, no tiene nada perder, el segundo se mantiene en su sitio y espera a ver cómo van las cosas, porque tiene mucho que perder. Y en el duelo final se cambian las tornas, siendo Burr el que dispara primero, grita “Wait” pero no le da tiempo a decir “For it”, y es Alexander el que se detiene, piensa y alza su brazo al aire, simbolizando todo lo contrario que venía diciendo en “My Shot”, desperdicia su disparo. Y ese gesto es también el gesto de alzar un vaso, un “shot”, un chupito en inglés, conectándolo directamente con “Raise a glass of freedom” (“Brinda por la libertad”).

El reparto

Además de Lin-Manuel Miranda como Alexander Hamilton, el reparto está compuesto por Jonathan Groff como el Rey George, Phillipa Soo como Eliza Hamilton, Christopher Jackson como George Washington, Leslie Odom Jr. como Aaron Burr, Renée Elise Goldsberry como Angelica Schuyler, Daveed Diggs como el Marqués de Lafayette y Thomas Jefferson, Anthony Ramos como John Laurens y Philips Hamilton, Jasmine Cephas Jones como Peggy Schuyler y María Reynolds, y Okieriete Onaodowan como Hercules Mulligan y James Madison.

Deja un comentario