El caso Alcàsser

Es difícil hablar del caso que conmocionó a todo un país. Miriam, Desirée y Toñi fueron secuestradas en noviembre de 1992 y, tras una constante agonía, sus cuerpos sin vida fueron hallados en enero del año siguiente.

Fuente: Las Provincias

A partir de entonces, España se convirtió en un circo mediático. Los medios de comunicación hicieron tertulia y show de un acontecimiento tan desgarrador como delicado. Alcàsser se convirtió en un plató de televisión. No existía la intimidad, mucho menos la ética periodística, que iba anulándose a pasos agigantados.

A día de hoy, existen varias teorías sobre este suceso, pero no me gustaría entrar en el tema, pues no quiero remover sentimientos.

Tras ver y analizar El caso Alcàsser, documental creado por Netflix y Bambú Producciones, me gustaría destacar el gran trabajo de tratamiento de información con el que se trabaja.

Sin caer en el morbo o mostrar duras imágenes, este documental no solo muestra una magnífica reconstrucción de los hechos, sino que destaca las consecuencias sociales y mediáticas que se originaron debido a la falta de responsabilidad, moral y ética.

Desde el punto de vista periodístico, lo recomiendo. Si queremos ser buenos profesionales, primero tenemos que hacer un ejercicio de autorreflexión. Hay barreras que nunca deberíamos traspasar por llevar nuestro contenido al foco mediático, mucho menos a través del dolor y sufrimiento ajeno.

Deja un comentario