PARÁSITOS – Boong Joo Ho (2019)

Esta fue la última película que fui a ver al cine, y fue algo especial porque, aunque parezca una tontería, fue la primera película que vi sola. Yo nunca había ido al cine sin acompañante y debo decir que lo disfruté muchísimo (aunque la sala estaba llena hasta los topes).

Desde que la estrenaron tenía muchas ganas de ir, que fueron creciendo a medida que pasaba el tiempo, sobre todo, después de que ganara tantos Oscars y muchos otros premios.

Debo decir que fui a verla sin saber qué me iba a encontrar. No vi ningún tráiler ni ninguna reseña. Quería encontrarme con todo por primera vez. Y fue un gran acierto.

Se centra en la vida de los Kim, una familia que está pasando por una crisis económica. Sin embargo, el hijo pequeño de los Kim encuentra un trabajo de profesor de inglés para la hija adolescente de los Park, una familia rica de la ciudad. Poco a poco, mediante una trama llena de mentiras y engaños, los Kim irán haciéndose un hueco en la vida de los Park.

Podríamos decir que la cinta critica la vida y las injusticias entre ricos y pobres, y cómo los ricos son cada vez más ricos y los pobres, cada vez más pobres.

Todo esto se advierte en el montaje, la estética y la fotografía de la película: los Kim viven en un semisótano, que cuenta con una pequeña ventana. Mientras que los Park viven en un chalet con un gran jardín, desde dónde se puede ver un cielo despejado. Mientras que la pobreza está representada por esa oscuridad, la riqueza no tiene techo, y es luminosa, verde y azul, llena de colores.

Y cuando pensamos que no puede haber algo más bajo, nos enseñan lo equivocados que estábamos. Sin embargo, incluso en lo más bajo, hay algo de luz que nos puede dar esperanzas.

¿Sabías que…?

La casa se construyó desde cero para la película.

Toda una referencia en la simbiosis entre arquitectura y cine.

A medida que avanza la trama, nos damos cuenta de que esto no era una comedia, o al menos, no como nos la pintaban al principio. Las cosas se tuercen, y el film toma un rumbo muy diferente, y plot twist de 180 grados hacia el drama e incluso el thriller, que no está nada forzado, sino que es muy fluido y hace que el espectador no quiera quitar la vista de la pantalla para no perderse lo que va a pasar a continuación.

Mi escena favorita, sin destripar mucho la trama (nunca mejor dicho) es la escena de la escalera. Cómo la familia tiene que huir rápidamente y escapa bajo la lluvia, de lo más alto a lo más bajo, mediante esa escalera. Y cómo llegan luego a su hogar, del que se habían despreocupado por completo. Sin duda, es una película que disfruté muchísimo y, cuando sales del cine y vuelves a ver el cartel, te das cuenta de todos los easter eggs y referencias que hay en él y que solo entiendes si la has visto. Espero que todos los que leáis esta reseña, vayáis corriendo a verla, porque es una absoluta maravilla.

Deja un comentario