Florence + The Machine

Florence and the Machine es un grupo británico de indie rock, liderado por Florence Welch, que combina varios géneros como el rock y el soul y cuya música ha embrujado la industria musical. La forma en que los instrumentos explotan al mismo tiempo que la voz de la cantante, creando un sonido único y muy característico, a través del cual nos cuentan historias de amor y desamor, romances llenos de luz y oscuridad. Con preciosas metáforas y abstracciones, planos pictóricos y profundos significados.


THE ODYSSEY – Dirigido por Vincent Haycock


Capítulo 1. What Kind of Man

“¿Qué tipo de hombre te ama así?” es el leitmotiv de este primer tema. Cabe destacar que la palabra “man” en inglés no solo se refiere a “hombre”, sino que también se puede usar como sinónimo de “humanidad”.


La película comienza con un plano general de la ciudad, el skyline, la línea del horizonte llena de edificios y rascacielos. Nos vamos acercando cada vez más, y llegamos a un balcón donde hay una mujer y un hombre. Más tarde, vemos intercaladas imágenes un tanto confusas de escenas que se desarrollarán más adelante: la vemos a ella en un coche conversando con un hombre, en un balcón de noche, sola en el coche bajo la lluvia, saliendo de la bañera para respirar…

— Anoche te oí hablar mientras dormías— le dice él.

— ¿Qué estabas haciendo? — responde ella, asombrada y divertida.

— Nada, solo te miraba. Parecías triste.

— ¿Por qué no me despertaste?

— No quise intervenir, parecía que estabas sufriendo en algún lugar lejano. Sentí que no era mi deber sacarte de ahí.

— Así que, simplemente, me dejaste sufrir.

Poco a poco va sonando una música muy suave, y la vemos sujetada por varias mujeres, en el mar. Pero, de repente, después de todos esos planos y contraplanos de sonrisas y miradas, el coche choca y empieza a tocar una guitarra. La música se va condensando, a la vez que vemos una escena llena de pasión y violencia, alrededor de un círculo de amantes, que finalmente explota y llega a su punto más alto, con tres capas diferentes de guitarras. Y ella consigue salir del coche destruido.

Así termina una tormentosa relación amorosa, en la que una persona entregaba mucho más de sí misma que la otra.
Se va, caminando sola por la autopista, cantando los versos de How big, how blue, how beautiful a capella.



Capítulo 2. How Big, How Blue, How Beautiful


Caminando por la autopista se intercalan imágenes de unas mujeres que la sujetaban en el mar y la sumergen en el agua, como si la estuvieran bautizando. Como si se estuviera marcando un nuevo comienzo para la protagonista. Entonces, la cámara hace un movimiento hacia arriba, y vemos el cielo nocturno con la luna a un lado. Grande, azul y hermoso.
En la siguiente escena ya ha amanecido, y ella está en el bosque, extendiendo los brazos hacia el cielo, mientras oímos sonidos de la naturaleza y los pájaros que vuelan en bandada. Hasta que empieza la música.


Capítulo 3. St. Jude

Hemos abandonado la gran ciudad para internarnos en un pequeño pueblo. A través del pasillo de una casa abandonada, él está sujetándola a ella, recuperando parte de “What kind of man”, en una escena muy teatral y pictórica.

Otra conversación sin rumbo

Otra batalla que nunca se ganó

Y ambos lados son perdedores

¿A quién le importa quién disparó primero?

La baja al suelo, y ella empieza a caminar por la calle, donde se encuentra un grupo de niños corriendo. La cámara la sigue a medida que avanza y se detiene en las escenas que ella ve: un grupo de personas llevando piedras desde una ermita como tributo a San Judas, donde una mujer está rezando de rodillas en el suelo, justo lo que ella hace seguidamente.

Le implora a San Judas, el patrón de las causas perdidas, porque ella está perdida y sola en su propio peregrinaje. Y de repente, ella vuelve a estar en los brazos de él, que la lleva a lo largo del camino, mientras canta. Y la vuelve a dejar andando, cuando se encuentra con un hombre, otro peregrino como ella, que le pregunta “¿Por qué estás viajando sola? ¿Estás perdida?”, sin embargo, este pasa de largo. Mientras ella canta “Deja que la pérdida lo revele”, una y otra vez, como si fuera un mantra.

Y se aleja caminando, alzando de nuevo los brazos, y cae arrodillada. Y la cámara enfoca el cielo y la bandada de pájaros que lo llena.

Y estoy aprendiendo, así que me voy

Y aunque estoy de duelo

Estoy tratando de encontrar el significado

Deja que la pérdida lo revele


Capítulo 4. Ship to Wreck

La lluvia sirve de pre-introducción, mientras la vemos hablando en el coche, pero sin entender lo que dice, y también en la puerta de la ermita (era ella la que rezaba de rodillas) y bajo la lluvia.


Cuando la música empieza, la encontramos tirada en el suelo de la habitación del hotel, con él en la cama. En cuanto se refleja en el espejo vemos su reflejo, el primer momento en el que vemos un signo de desdoblamiento, mientras habla de cómo su relación, como un barco que han construido, naufraga irremediablemente.

Más tarde, vemos cómo ella ve a su doble pelearse con su pareja, para después, ser ella misma la que se pelea. El doble es una figura simbólica que siempre ha transmitido el lado malvado y oscuro de una persona.


Mientras que una parte de ella quiere paz, la otra es tremendamente destructiva. Intenta calmarse, pero no puede. La vemos ir de una habitación a otra, encerrándose en ellas, tirando la ropa por todos lados, mientras la luz y el color de las escenas se torna rojo, un color violento. Hasta que lanza un grito mudo.


Su doble la persigue por las escaleras, la destrucción que no puede evitar. Hasta que, otra vez, queda tendida en el suelo.


Capítulo 5. Queen of Peace


Cambiamos de localización. Ahora nos encontramos en unos acantilados al lado del mar y oímos el agua.
Mientras avanza por el lugar, una niña pelirroja le da un beso en la frente y se va hacia un grupo de personas
peleándose.

Empieza a sonar la música, y ella va abrazando a las personas que se pelean y parecen no percatarse de ella. Parece que se ha reencontrado con su lado pacífico e intenta que los demás también lo hagan. Y parece que lo están consiguiendo, parece que ambas partes finalmente hacen las paces.


Sin embargo, era una quimera.

Esta versión moderna de Romeo y Julieta no se diferencia mucho del original. El amor que ambos se profesan desde niños no es suficiente para apaciguar el odio entre las familias, que tratan de separarles en una coreografía en la que ellos intentan juntarse.


Capítulo 6. Long and Lost

Entregarte a otro cuerpo

Eso es todo lo que quieres realmente

Que deje de ser tuyo y sea consumido por otro

Nadar por la piel de tu amante

Sin necesidad de respirar o de pensar

Pero no se puede vivir del amor, igual que no se puede beber de las aguas saladas

Han conseguido separarlos y ella se marcha en un viaje, en su odisea, no sabemos hacia dónde, en un barco. La música parece un lamento “es demasiado tarde para volver a casa”. Ella se resiste, no quiere irse, quiere volver con su amor. Pero se encuentra con gente que evita que se vaya y la retienen.


Capítulo 7. Mother


Aparece en el puente sobre la carretera de los primeros capítulos, como si se hubiera quedado allí dormida. Y canta a capella, continuando su lamento. Las rejas del puente parecen formar una jaula de la que no puede escapar.


Y vemos escenas intercaladas con otras en las que parece estar en un motel, donde le dicen que se va a tener que ir pronto, ese es solo un lugar de paso. Y ella no quiere irse, porque eso significaría abandonar todo lo anterior.


Capítulo 8. Delilah

“Piensas que has perdido tu fe, pero no es así. Solo has desplazado tu fe y ahora no puedes encontrar dónde yace, profunda en tu alma. Y la manera de hacerlo es a través de un simple proceso de amor. Ámate a ti mismo, perdónate a ti mismo. No puedes amar y perdonar a otros si primero no te amas y te perdonas a ti mismo”.


Después de ese monólogo de un personaje anónimo que se encuentra en la misma habitación de motel que ella, la cámara avanza en un travelling por el pasillo, siguiéndola. Y vemos también a su doble avanzando detrás y susurrándole al oído.


En las siguientes escenas se van cambiando los colores de iluminación a rojo, azul y natural, para transmitir diferentes sensaciones, y podemos ver una gran variedad de referencias a la historia del arte y diferentes mitos y leyendas en las que la protagonista se siente identificada. Es Dalila cortándole el pelo a Sansón, es Sardanápalo en su lecho de muerte, el Abrazo de Klimt, la Beatriz de Dante Rosetti, la Piedad de Miguel Ángel y la Ofelia de Millais. Sísifo pasa a su lado, llevando su castigo y recordándonos a los hombres que llevaban piedras para San Judas, y un demonio de Pesadilla se posa sobre ella mientras duerme.

Comparación con La Muerte de Sardanápalo, de Delacroix
Comparación con La Pesadilla, de Fussli
Comparación con Ofelia, de Millais

Vemos cómo quiere escapar de ese motel lleno de demonios, ¿o es ella la que tiene los demonios dentro?

Y para eso, ha aprendido a bailar, “Nunca supe que era bailarina, hasta que Dalila me enseñó a bailar”. Y como ella misma dice, se tenía que liberar de las cadenas que la sujetaban, aunque la libertad viniera tan rápido. La libertad era un riesgo que había que afrontar si quería seguir bailando.

Y terminamos viéndola encima de un coche, sobrevolando la ciudad, como la Victoria de Samotracia, alzando los brazos victoriosa sobre sus propios demonios.


Capítulo 9. Third Eye

Ha vuelto a la ciudad, cerrando el círculo de su odisea personal. El coche en el que iba está prendido en llamas y un hombre la lleva en brazos, como en los capítulos iniciales. Pero a diferencia del primer capítulo en el que iba de los brazos de uno a los brazos de otros, esta vez la deja en el suelo. Está llena de energía, se mueve al ritmo de su propia música y es independiente.

No tienes por qué ser un fantasma

Escondido entre los vivos

Eres de carne y hueso

Y te mereces ser amado

Y te mereces lo que te dan



Al acabar el noveno capítulo, un guitarrista se acerca a ella y la lleva por el backstage hacia el concierto. Mientras, ella repite el mismo mantra una y otra vez: “ Soy la misma, soy la misma y estoy intentando cambiar”, cada vez más alto. De fondo, el público vitorea, impaciente.

Las cortinas se abren, y todo comienza.


CONCLUSIÓN

Nos hemos embarcado en un viaje de cambio y redescubrimiento a través de nueve capítulos, como los nueve círculos del infierno que atraviesa Dante en su Divina Comedia, o el viaje que emprende Ulises después de la guerra, de vuelta a su hogar.

Florence es la heroína de este viaje en el que se descubre a sí misma de nuevo. Nos enseña que las personas somos seres complejos. A veces violentos, otras, estúpidos, y sobre todo, vulnerables. Sin embargo, también somos capaces de aprender de nuestros errores, capaces de amar y de crear cosas maravillosas, cosas que incluso pueden llegar a ser superiores a nosotros.

Una experiencia visual y una performance exquisita que muestra la belleza y la violencia de la vida, de aprender a ser nosotros mismos y a vencer a nuestros demonios internos, que no son otros que las limitaciones que nos autoimponemos. Y es solo cuando rompemos nuestros barrotes, cuando aprendemos a bailar por nosotros mismos, que alzamos las alas y vamos hacia donde dicta nuestro corazón.

Deja un comentario