Bajo la estrella polar

La premiada autora de La ternura de los lobos, Stef Penney, ha escrito una trágica epopeya histórica sobre diversas exploraciones del Círculo Polar Ártico. Escribe dos historias diferentes que terminan coincidiendo en un mismo lugar, el Polo Norte.

Flora Mackie conoce a la perfección el norte de hielo. La primera vez que cruzó el Círculo Polar Ártico tenía 12 años, en 1889, tras la muerte de su madre. Fue gracias a su padre, un capitán ballenero de Dundee (Escocia). La prensa apodó a la chica “La Reina de las Nieves”. Luchó mucho para conseguir respeto en un mundo originalmente hecho para los hombres, aunque su amor y recuerdos hacia esta tierra hicieron que en un futuro quisiera estudiar más a fondo ese lugar tan desconocido en aquella época.

Pese a que la mayoría piensa que el Polo Norte no es lugar para una joven, la tozudez de Flora y una serie de circunstancias, hicieron que su primera expedición le llevara otra vez al norte de Groenlandia. Siendo ella la que está al mando del grupo británico, se cruza con unos exploradores americanos donde conoce a Jakob de Beyn. Jakob es un muchacho con una infancia complicada. Nació y se crió en Manhattan, estudió Geología y era aficionado a la fotografía. Tenía muchas ganas de dar a su vida un cambio radical, por lo que se unió a la expedición, rival de la británica, encabezada por Lester Armitage, un hombre muy ambicioso.

Tras el trágico primer encuentro entre Flora y Jakob, en el que ambos quedan embrujados bajo el hechizo del Polo Norte, comienzan a ver sus destinos cruzarse en varias ocasiones. Tejerán así una historia de amor, engaños y sufrimiento principalmente marcada por los encantos de esta tierra de hielo.

Desde el comienzo del libro, Stef Penney relata simultáneamente las historias de Flora Mackie y de Jakob de Beyn. Al inicio resulta confuso, pero una vez los sucesos encajan es un libro bastante ameno. A mí no me gustan especialmente los libros históricos, pero desde luego que este libro no se me ha hecho difícil de leer. Se trata de una historia diferente a las demás en la que el amor no es el tema principal, pero tiene un peso importante en la trama. El continuo ansia de superación y descubrimiento de un lugar con noches infinitas y desiertos de hielo interminables, al que Flora y Jakob necesitan volver una y otra vez.

Deja un comentario