The future is vegan

Actualmente, nos encontramos en una de las épocas más pacíficas de la historia de la humanidad. La sociedad está desarrollándose en los umbrales de un nuevo género humano, más respetuoso con el planeta, con los animales y con la vida terrestre, y, sin duda, casi de manera contraria a la época en la que vivimos, este cambio de paradigmas supone el nacimiento de, quizá, la revolución social más importante de nuestra historia. Así, surge la iniciativa del veganismo e indudablemente, puede afirmarse que el futuro es vegano.  

Enrique Martínez, vegano desde hace más de diecinueve años, es el fundador y creador de un blog y un canal de Youtube bajo el nombre de Veganasia, y ha dedicado cuatro años de su vida a transmitir los valores de la cocina vegana en redes. En estas plataformas, podemos encontrar todo tipo de recetas de comida asiática, todas ellas completamente veganas. A pesar de haber dejado de crear contenido para estos lugares hace siete años, tenemos el honor de anunciar que a finales de año podremos volver a disfrutar de su talento culinario en un nuevo canal de Youtube: Utopía V. ¡Y no os lo podéis perder!  

No hay camino a la felicidad, la felicidad es el camino

Veganasia

En CAMS, además, nos deja dos deliciosos platos que no os dejarán indiferentes: la receta de la mundialmente conocida como Utopía Burger, y una impresionante Barbacoa vegana que nada tiene que envidiar al sabor de la carne que habitualmente consumimos. ¡Seguid leyendo para no perderos ningún detalle!  

Recetas 

Utopía Burger 

Esta hamburguesa es conocida en todas partes del mundo por ser el mejor intento de imitación de la Beyond Burger Impossible Burger, dos de las mejores hamburguesas veganas que se han creado en Estados Unidos, y que tanto han dado que hablar allí. El problema de este tipo de comida es, muchas veces, su elevado coste económico, por lo que conocer su receta es casi un privilegio en los tiempos que corren.   

Esta receta se compone de numerosos ingredientes que están al alcance de todos, pero que pocas veces se utilizan simplemente por el desconocimiento general o la errónea concepción de la dificultad que tienen para ser manejados. Uno de ellos, y el principal, es la celulosa. Tras muchos intentos de pruebas, Enrique nos cuenta cómo se dio cuenta de que este ingrediente, realmente, no conseguía la misma textura que una hamburguesa de carne animal, simplemente porque se utiliza un tipo de celulosa llamada HV (High Viscosity), que por desgracia solo puede conseguirse en el mercado norteamericano. Como solución, intentó sustituir ese tipo de gelificante con otro más al alcance de toda la población, y descubrió la Goma Gellan. La unión de estos dos ingredientes daba a la carne vegana la textura perfecta para comenzar a hacer nuestra deseada hamburguesa.   

Por otra parte, para obtener ese sabor tan característico de la industria cárnica, utilizaremos un poco de extracto de levadura. Si bien es cierto que es un ingrediente difícil de conseguir, puede ser sustituido por un elemento llamado Marmite, otro extracto de levadura muy utilizado en la alta cocina inglesa, que posee un precio muy económico. Además, utilizaremos también una pequeña cantidad de fécula de patata o yuca, cuyo sabor es suave, y cualquier tipo de saborizante de humo en polvo (o, en su defecto, realizarla en una barbacoa), para conseguir el característico sabor ahumado de todas las hamburguesas de los grandes restaurantes que habituamos a visitar.   

Por último, para los más interesados en la perfección culinaria, si deseamos conseguir ese color rojizo tan propio de la carne antes de cocinarse, utilizaremos cualquier tipo de caroteno, por ejemplo, el de la remolacha en polvo. Y, además, debemos tener en cuenta que el treinta por ciento de cualquier hamburguesa es grasa, y la grasa de origen animal es sólida. Para ser capaces de conseguir una grasa vegetal sólida, simplemente utilizaremos aceite de coco desodorizado, o cualquier tipo de aceite vegetal que puede solidificarse con maltodextrina.   

En una mezcla homogénea de estos ingredientes, la carne vegetal estaría conseguida, por lo que simplemente habría que darle una forma redondeada y ¡a cocinar como cualquier burger cárnica! Después, todo tipo de añadido como lechuga, tomate, cebolla frita, y salsas propias de esta receta como el kétchup o la mostaza, corren a gusto del consumidor.   

Utopía Burguer

Barbacoa vegana 

Esta barbacoa se compone, principalmente, de unos filetes de seitán clásico. En esta ocasión, mezclaremos el gluten que contiene este producto con cualquier legumbre, como pueden ser garbanzos o algún tipo de judías, o preferiblemente con tofu, para que se potencie y mejore su textura. Et voilà, así conseguiremos un sabor delicioso que, hecho a la barbacoa como cualquier filete cárnico, es absolutamente inmejorable. 

Además, toda barbacoa que se precie siempre tiene como complemento algún tipo de embutido y, esta vez, nos pondremos manos a la obra con un chorizo vegetal. Realizaremos dos cocciones sencillas; una cocción clásica de gluten mezclado con tofualginato, y algún elemento rico en calcio para solidificar nuestra mezcla, y, más tarde, una segunda cocción con una maceración del mismo elemento con el que vayamos a hacer el chorizo. En esta ocasión, será con elementos como oréganoajo y pimentón, y, por supuesto, algún graso como los indicados anteriormente.   

Unimos esta mezcla en la forma del embutido original y, de nuevo, lo realizamos a la barbacoa como si de uno cárnico se tratase. Tras varios minutos de cocinado, tendremos una barbacoa completamente vegana con un exquisito sabor que no dejará a nadie insatisfecho.   

BBQ Vegana

Cocina molecular & puntos de venta de carne vegetal  

Por último, en este apartado final nos gustaría hacer un pequeño homenaje a lo que hoy en día se conoce como cocina molecular, tan importante como es para las dietas veganas, y de la cual Enrique Martínez está convirtiéndose en casi un experto. Y, además, nos gustaría hacer una pequeña mención a dos empresas de carnes vegetales que van extendiéndose de manera rápida y que facilitan, indudablemente, el hecho de que el veganismo esté cada vez más al alcance de la población de a pie.  

La cocina molecular estudia los fenómenos físicos y químicos que ocurren al cocinar alimentos y, además, hace uso de innovaciones técnicas de disciplinas científicas. El término se acuñó en 1988 y, con ella, conseguimos realizar recetas como las que acabamos de ver, pero también muchas otras que permiten hacer de la dieta vegana una completamente plena y cercana a la carnívora que, hasta ahora, se había impuesto como dominante.  

Los ingredientes de este tipo de cocina están tan extendidos en nuestra sociedad hoy en día que son fácilmente obtenibles en tiendas económicas como El Cocinista, o incluso en plataformas de venta mundial como es Amazon. Aun así, si nos gusta ser algo más exquisitos, cabe destacar que el famoso cocinero Ferran Adrià posee una empresa propia de elementos de cocina molecular y, en ella, podemos encontrar la celulosa, de la que tanto hemos hablado, u otro elemento principal de esta cocina como es el alginato, ingrediente que hemos empleado para hacer el chorizo pero que también se utiliza para hacer otro tipo de platos rutinarios en las dietas veganas como es la yema de huevo vegetal.   

La cocina es un lenguaje mediante el cual se puede expresar armonía, creatividad, felicidad, belleza, poesía, complejidad, magia, humor, provocación, cultura

Ferran Adrià

Por otra parte, como ya hemos mencionado con anterioridad, si no entendemos el concepto de cocina como un proceso de creación quizá más artístico, existen plataformas físicas y digitales donde podemos comprar carne vegetal preparada para ir directamente a los fogones. Para Enrique, los dos puntos de venta más representativos de carnes vegetales son La carnicera vegetariana, un proyecto de origen holandés, y Heura Foods, una empresa de Barcelona cuyas propietarias promueven el feminismo y el veganismo.  

Deja un comentario