Club Moscardó siglo XXI: «La perfección hecha deporte»

Hace unas semanas, tuve la oportunidad de asistir a un entrenamiento del Club Moscardó siglo XXI, un equipo de gimnasia rítmica natural de Madrid. Y, en este tercer número de CAMS, me gustaría compartir todo lo que aprendí de todas aquellas gimnastas que entrenaban sin parar y soñaban con cumplir sus objetivos.

Si tuviésemos que definir la gimnasia rítmica, todos coincidiríamos en que es un deporte elegante, bonito y emocionante. Sin embargo, se nos olvida lo que hay detrás de tal atractiva actividad. El trabajo, la disciplina y el sacrificio están presentes en cada minuto de las vidas de las gimnastas. El Club Moscardó siglo XXI nació en el año 2012, cuando Tonibel, Lourdes y Patricia, exgimnastas y actuales entrenadoras, quisieron volcar ese esfuerzo de años en formar a niñas apasionadas por este deporte.

Su proyecto ilusionó y, en pocos meses, el Club Moscardó ya entrenaba en el gimnasio que da nombre al propio equipo, situado en Avenida América (Madrid). Actualmente, el Club Moscardó siglo XXI, en su organización interna, está compuesto por cuatro entrenadoras, una profesora de ballet y otra de competición. Todas ellas preparan a las chicas, aportándoles lo mejor que han aprendido en sus carreras como deportistas.

Tonibel Pastor, una de las fundadoras, señala que como toda pasión, este deporte requiere un enorme sacrificio. Desde pequeña tenía claro que quería ser gimnasta, pues lo veía en televisión y soñaba con ser una de esas chicas que realizaban ejercicios tan elegantes a la par que sorprendentes. Su infancia y adolescencia fue dedicada completamente a este deporte, pues debía compaginarlo con sus estudios y no le daba tiempo a más. Aun así, su amor por la gimnasia rítmica no desistió nunca, y cuando se retiró, quiso seguir dedicándose a ello y dejar su huella y conocimiento en otras personas. Así pues, a día de hoy, tras mucho trabajo, la primera plantilla del Club Moscardó siglo XXI se compone por quince gimnastas, con edades comprendidas entre los ocho y los veinte años.

Todas participan en campeonatos autonómicos de la Comunidad de Madrid y España, siendo algunas de ellas campeonas nacionales en modalidad de conjuntos. Si hay algo en lo que coinciden todas las chicas del club, es en el esfuerzo que hacen cada día por entrenar. Señalan la importancia de respetar a sus compañeras y desarrollar los valores que les aporta este deporte. Empatía, responsabilidad y organización son algunas de las aptitudes necesarias que toda gimnasta debe forjar en su carrera.

Gracias a Tonibel, Lourdes, Marina, Carmen, Alicia, Jimena, Lorena, Lucía y María, hemos podido transformar en palabras la esencia de un deporte que, en cierto modo, asociamos con CAMS: los grandes resultados llevan inimaginable trabajo detrás. El esfuerzo por mejorar día a día y la pasión siempre serán la claves del éxito. Desde CAMS, queremos dar al equipo nuestra más sincera enhorabuena. La gimnasia rítmica es esencial y vosotras le dais sentido.

Deja un comentario