STRIM: «El objetivo es ser la radio de la música alternativa en España»

Desde CAMS, queremos dar las gracias a STRIM por recibirnos con los brazos abiertos y, por supuesto, darles nuestra más sincera enhorabuena por su trabajo constante y la inauguración de su segunda temporada. Os invitamos a que conozcáis su proyecto a través de esta entrevista a uno de sus creadores, Javier Navarro.

Antes de meternos de lleno en los detalles sobre la segunda temporada de STRIM, queremos que los lectores de CAMS conozcan este proyecto. ¿Qué es exactamente STRIM?

STRIM es un medio digital de periodismo musical, muy asociado a la música alternativa, pero con muy pocas barreras. No tenemos ningún problema en decir que Natalia Lacunza (OT2018) nos parece increíble o que Bad Bunny es un artista generacional.

Nadie hace las cosas como las estamos haciendo nosotros, en el periodismo musical todo es muy tradicional. Somos un medio joven, hecho por personas con ideas frescas. Somos muy de YouTube, de Instagram, de querer estar en constante contacto con nuestros seguidores.

Los medios tradicionales hablan de arriba para abajo, nosotros, en cambio, nosotros hablamos de abajo para abajo, y es lo que hace que la gente se sienta partícipe del proyecto.


¿Cuándo y por qué surgió la idea de cambiar la radio? ¿Qué pensábais que tenía que cambiar en el periodismo musical?

STRIM nació hace justo un año, pero la idea de cambiar la radio no es nuestra, ni mucho menos. STRIM es la versión testeada de un proyecto anterior que se llamaba Alt. Decidimos dar una vuelta de tuerca, quisimos incluir lo audiovisual. Gracias a Molo Cebrián, uno de los profesionales a los que más debemos, STRIM vio la luz.

Tenía que cambiar la transversalidad. No había cooperación del público, era algo ajeno al medio. Hoy en día, muchas plataformas permiten una comunicación bidireccional. También fallaba la independencia. La industria de la música es muy peculiar, hay mucho talento que se queda fuera, y nosotros queremos darles voz. El público tiene inquietudes.


¿Cuál creéis que fue vuestra baza a favor para cumplir este objetivo?

Al final es un cúmulo de cosas el que hace que el proyecto se desarrolle de una forma u otra. Nuestro paso por Alt fue esencial, la experiencia que adquirí en Charlas de Fútbol fue fundamental. La primera temporada, sin ninguna duda, ha sido un testeo. Hemos sido chavales que con una camiseta y unas zapatillas jugábamos a querer ser Leo Messi. No teníamos estudio, o una cámara decente, tampoco teníamos un buen editor. Sacar un medio independiente hacia delante es difícil, pero hemos dado pasos que nos han aportado todo lo que sabemos ahora.


¿Quiénes forman el equipo de STRIM? ¿Qué creéis que se necesita para formar parte de este proyecto?

Es complicado. A nivel societario, como dirección, somos cuatro personas. Yo me encargo de la creación de contenidos, Dan se encarga de todo lo que tiene que ver con producción y coordinación en producciones externas. Criado el Enterado, aparte de ser un tweetstar, se encarga de supervisar. Y, por último, Frank nos guía a nivel sonoro. También contamos con Jorge, nuestro videógrafo, o colaboradoras como Paula, Teresa o Patricia.

Somos un medio muy humilde. No podemos tener grandes despliegues o cargas. Estamos invirtiendo mucho tiempo en STRIM, es una idea que tenemos seguro que pronto será una realidad tangible de la que podamos vivir.

Una persona que quiera trabajar en STRIM tiene que tener ganas de hacer cosas distintas. Es una muy buena plataforma de salida o de impulso para que una persona aprenda. Tienes que ser proactivo, somos justos a nivel de exigencia. Lo más importante es que se aprende.

¿Consideráis que vuestro trabajo es vocacional? ¿Creéis que la vocación es especialmente importante en el periodismo?

Sin duda. Sobre todo por las condiciones laborales en las que se trabaja. Somos un gremio que cuenta con un intrusismo laboral bestial. Lo entiendo e incluso lo comparto. Según se desarrolla la carrera de periodismo, no hace falta que una persona tenga que tener los estudios de periodismo para ser un buen comunicador. Aguantar en esa brecha requiere muchísimo tesón. Hay que tener las cosas muy claras. Es muy importante, no es un mundo lleno de glamour. La gente cree que los periodistas son los que salen en la televisión, y ahí salen tres. No es un mundo para triunfar o hacerte rico.


¿Cuál es el punto de unión entre la música y el periodismo?

El espectador y el interés que tiene en conocer. La figura del artista, por su exposición, siempre suscitará un interés.

STRIM nació para dar voz a artistas…¿pero a qué tipo?

A los que nos gustan, A día de hoy, no hay ningún otro criterio. Y creo que así somos honestos. Por ejemplo, Criado el Enterado ha introducido en STRIM el indie español. Yo, por mi parte, aporto el bedroom pop o esta escena punkrock que está surgiendo en Madrid. Tenemos clásicos y novedades.


¿La música española ha evolucionado? ¿Qué escucha vuestro público?

¿Sabéis cuál es el problema? Que la música no llega a la gente. En España hay una cantidad de talento increíble. Entre el artista y el oyente hay un universo, y no hay nada que lo conecte.

Me atrevería a hablar de una neomovida madrileña por varios motivos. En la movida madrileña se produjo una eclosión y explosión cultural tras un periodo de censura como fue el franquismo. Murió el dictador y apareció este boom cultural, tremendamente multidisciplinar y colaborativo, todos los campos se retroalimentaban. Creo que ahora está pasando lo mismo en España dadas las circunstancias. Nuestro público escucha de todo. Tenemos un grupo de seguidores bastante tolerante, que quiere conocer nueva música. Si vas a tener prejuicios porque suena, por ejemplo, un artista que ha salido de OT, o Guitarricadelafuente, que por ser un niño guapo ha recibido muchas críticas, STRIM no es tu sitio.

En cuanto al contenido de STRIM, ¿cómo fue el proceso de selección de este?

Es complicado, pero casi no ha habido. Me encantan los proyectos nuevos y estoy creando constantemente, debemos estar en todas las plataformas. La gente no quiere leer una noticia, quiere una infografía que pueda verse en un segundo en Instagram. Lo que más teníamos claro es que nuestro medio principal era una radio. Fue la única idea premeditada. Las demás, son fruto de querer llegar a más gente.

Vuestro contenido aparece en forma de radio, en YouTube, Spotify… y tenéis muchísima incidencia en todas las redes sociales…¿cómo lo conseguís desde el punto de vista creativo? ¿Y desde el organizativo?

Tenemos una pretensión profesional desde el principio. No queríamos, solamente, pasárnoslo bien. Queremos vivir de esto, o de donde nos lleve STRIM. La creación de contenido es esencial, y con nociones básicas de edición y diseño se puede conseguir un contenido atractivo. Una de las novedades de cara a la segunda temporada es la regularidad en nuestras plataformas y redes sociales. Ya puedo sufrir un infarto, que si no, hay dos vídeos por semana en YouTube, o un nuevo podcast.

Nos han mantenido las buenas ideas, como los challenges, el calendario de cuarentena, la capacidad de saber hacer un contenido específico para cada artista…ahora tenemos que unir esa creatividad a la constancia.

Esta pregunta es muy típica, pero a la vez necesaria. ¿Cómo es el día a día en STRIM?

Uf (risas). ¿Os cuento el de hoy? Normalmente dormimos poco. Por la mañana nos levantamos temprano y vamos a nuestros trabajos habituales, los que nos permiten pagar nuestras facturas. A las 15:00 he salido corriendo del trabajo, no he comido, he llegado a la oficina y hemos hecho pruebas de cámara, a la vez que editamos y montamos un evento y configuramos nuestras agenda. Hay que tener mucha responsabilidad y vocación, apostar y creer en el proyecto, porque las buenas noticias llegarán.


¿Cuáles son vuestros objetivos para esta segunda temporada? ¿Qué habéis aprendido de la primera?

El objetivo es ser la radio de la música alternativa en España. Queremos ser la radio de los artistas, y los presentadores serán tres grupos: nosotros, los propios artistas y nuestros oyentes. Más allá de la radio, nuestro mayor objetivo es YouTube. Queremos hacer un contenido de infoentretenimiento de calidad y ser referentes. Otro de nuestros retos es seguir haciendo eventos en directo.

¿Qué fallos había? No hemos sido todo lo constantes que deberíamos, por eso queremos dar la vuelta a esa situación y que esta segunda temporada nos sirva para consolidar el proyecto.

Habéis hecho una labor muy necesaria, el de dar voz al problema que ha azotado a la cultura de nuestro país en los últimos meses. ¿Cómo se ha vivido en STRIM la Alerta Roja?

Mal. Muchas personas se están quedando sin trabajo, salas míticas que van a cerrar para siempre…amigos que no pueden seguir viviendo en Madrid porque no tienen dinero…y, aun así, hemos visto el más absoluto pasotismo por parte de las instituciones públicas. Me parece vergonzoso.

Además, la cultura ha demostrado una adaptación increíble a la situación de la COVID-19. He ido a varios conciertos este verano y os puedo asegurar, que sin ninguna duda, es un espacio seguro.


Y, por último, una pregunta esencial en un proyecto periodístico como es CAMS, ¿qué consejo daríais a todo aquellos estudiantes que quieren dedicar su vida a la comunicación?

Que innoven. Hay muchas plataformas y formas de hacer las cosas sin necesidad de grandes equipos técnicos o humanos. No hace falta nada más que ganas. Hay que ser muy creativo y multidisciplinar, que es muy difícil. Con trabajo, los proyectos maduran y los resultados se ven.


Entrevista realizada por Sonia Cuevas y Cristina Martínez

2 comentarios en “STRIM: «El objetivo es ser la radio de la música alternativa en España»

Deja un comentario