Anna Puig: Del campo de juego a las aulas

Anna Puig, tiene 20 años y actualmente compagina sus estudios de medicina con su deporte favorito, rugby. Actualmente, disfruta de este apasionante deporte en Sant Boi, el equipo de su ciudad “Allí empecé y sigo”. Aunque también compite con la selección española de Rugby femenino y también con la selección catalana de este apasionado deporte.

P: ¿Cómo ha sido su experiencia en el mundo del rugby?

– Muy buena, he estado jugando con la selección catalana y la española. Y estoy muy contenta, ya que hemos ganado varios campeonatos. Con la selección española fuimos campeones de Europa, y con la catalana también hemos conseguido algunas territoriales.

P: ¿ Cómo decidió que quería dedicarse a ese deporte?

– Antes hacía ballet y otros deportes, como natación, pero al final me decanté por el rugby por que me gustaba más.

P: ¿Cómo empezó en el mundo del deporte? ¿Alguien de su familia se lo inculcó?

– Mi hermano jugaba, y de ir a verlo los fines de semana un día fui y me apunté.

P: ¿Es mucho sacrificio entrenar? ¿Cuántos días entrenan a la semana?

– Sí, ahora que estamos en periodo de concentración estamos mucho tiempo entrenando, hacemos varios ejercicios que nos ayudan a prepararnos físicamente.

P: ¿Cómo compagina los entrenamientos con sus estudios de medicina?

– Me organizó bastante bien, siempre intento sacar el mayor tiempo para estudiar. No hay mucho secreto, hincar los codos (ríe).

P: ¿En un futuro cómo se ve más? ¿Cómo médica o como deportista de élite?

– Como médica, para mí el rugby es un hobbie, no me quiero dedicar a ello, entonces tengo claro que quiero ejercer de médico.

P: ¿Qué consejos le dirías a otros niños que quieren dedicarse profesionalmente al mundo del rugby?

– Entrenando es como más se aprende, no hay que tener miedo como con cualquier deportes siempre llegas a lo que quieres.

P: Y por último, me gustaría que le diera un mensaje de ánimo a todas aquellas chicas que no quieren practicar deportes como el tuyo, por aquello de que es poco “femenino”.

– Yo empecé con dos chicos, y aunque hay comunidades mas pequeñas de chicas que practique rugby, pero que no hay que tener miedo que se aprende muchos con los chicos. Yo de verdad disfruté y que no hay que tener miedo, que siempre hay alguna chica qué le puede interesar y que vayáis juntas, y si de verdad os gusta acabaréis yendo.

Deja un comentario