Cracovia, una ciudad para el recuerdo

Cracovia es una de las ciudades más importantes del continente europeo, no solo por su historia, sino que también por su cultura. Mediante este artículo te introdujéremos en sus magníficas calles, las cuales te teletransportarán a otra época, debido a sus múltiples monumentos de arquitectura renacentista, barroca y gótica.

Kraków, como es el nombre de la ciudad en polaco llega acompañado de una leyenda. Esta se remonta a los orígenes de la localidad, dónde el gobernante de la época, apodado Krakus derrotó a un dragón que habitaba en la colina de Wawel, de ahí que se utilizara el nombre del gobernador para la ciudad, y convirtiendo al dragón en el símbolo de la ciudad.

COLINA DE WAWEL:


La ya mencionada colina de Wawel es uno de los puntos más turísticos de la ciudad, no solo por la leyenda ya mencionada del dragón, sino también por los múltiples edificios que se encuentran allí. Esta “mini” montaña situada a un lado del río Vístula, es uno de los mejores lugares para pasear debido a sus grandes zonas verdes que la rodean. Recorriendo este emblemático lugar podemos encontrar la estatua del dragón de la leyenda, la cual cada cierto tiempo escupe fuego de sus entrañas. Además, según vamos ascendiendo por la colina podremos acceder al castillo y la catedral real, donde se alojaban los antiguos monarcas del país. Desde lo alto, podremos tener una maravillosa vista panorámica de todo el casco antiguo, en el que podrás hacer fantásticas fotos.


PLAZA DEL MERCADO:


Situado en el corazón de Cracovia podemos encontrar la plaza del mercado, la cual es la mayor plaza medieval europea. Es una amplia plaza rodeada de casas antiguas e históricas, palacios e iglesias. En épocas anteriores se llevaba a cabo todo el comercio de la ciudad, ya que en ella se encuentra la Lonja de los Paños, un espectacular lugar en el que aún hoy en día puedes comprar múltiples cosas, tanto comida como recuerdos. Además, en esta plaza encontramos la basílica de Santa María, así como, la torre del Ayuntamiento

MINAS DE SAL:

Las minas de sal son sin duda uno de los lugares menos conocidos de la ciudad, pero que sin duda no tienen nada que envidiarle a otros lugares. Estás son conocidas por ser una pequeña ciudad a 300 metros por debajo del suelo, sus múltiples galerías fueron decoradas con una gran variedad de esculturas esculpidas directamente sobre la roca, incluso podemos encontrar una catedral.

Otro de los puntos del cual no nos podemos ir de Cracovia sin visitar son el barrio judío, la fábrica de Oskar Schindler, y cómo no olvidarnos del campo de concentración Auschwitz-Birkenau. En el cual a través de museos nos cuentan la tortura que vivió el pueblo hebreo durante la invasión nazi de Polonia.

EL BARRIO JUDÍO-FABRICA DE OSKAR SCHINDLER:

Esta denominación de barrio judío fue anteriormente un gueto, donde se recluía a la población judía de Cracovia apartándolos del resto de ciudadanos. Por ello, podemos encontrar múltiples sinagogas. Además, en este lugar podemos encontrar la fabrica de Oskar Schindler, en la que se rodaron algunas de las escenas de la película; “La lista de Schindler”, el famoso filme que narra la historia de Oskar, el cual aún perteneciendo al partido nazi ayuda a miles de judíos a librarse de la muerte. Una película que recomiendo ver antes de visitar esta maravillosa ciudad.

AUSCHWITZ-BIRKENAU:

Auschwitz-Birkenau es uno de los campos de concentración más grandes de Europa, y en el que más visitas se llevaron a cabo durante el Holocausto. Sin duda alguna, si estas en Cracovia de viaje no te puedes ir de la ciudad sin visitar el campo. Allí te contarán todo sobre el genocidio, y podrás conocer de primera mano todo lo que sufrió el pueblo judío. Durante la visita al campo podrás ver los barracones en lo que dormían, las vestimentas e incluso las cámaras de gas. 

Auschwitz es sin duda un lugar en el que reflexionar y respetar a todas aquellas personas que perdieron la vida.

Cracovia es uno de los lugares más emblemáticos de Europa, aquí os he contado un poco, pero aún hay muchos más lugares de Cracovia que son hermosos, pero eso también es algo que tenéis que descubrir vosotros, ya sea con amigos, pareja o familia, es un viaje inolvidable que dejará huella tanto en vuestra memoria como en el corazón.

Deja un comentario