Receta vegana: Pan de plátano

Esta vez traemos un delicioso postre, que además nos sirve para aprovechar esos plátanos que tenemos olvidados en el frutero y ya están demasiado maduros. Aquí tienes una versión vegana del pan de plátano.

Esta receta es perfecta para desayunar, acompañándolo con una infusión o un café, pero también para merendar, un snack entre horas o como postre, porque está tan rico que apetece a todas horas.

INGREDIENTES

  • 200gr. panela o azúcar moreno
  • 200gr. harina de trigo
  • 150gr. aceite de oliva suave
  • Linaza con agua (4cdas. linaza en 8cdas. agua)
  • 1/2cda. bicarbonato sódico
  • 1cdta. extracto de vainilla
  • 3 plátanos grandes muy maduros
  • Nueces
  • 100ml. leche vegetal
  • Sal

PREPARACIÓN

  1. Vamos a empezar preparando la mezcla de linaza, nuestro sustituto del huevo. En un recipiente pondremos 4 cucharadas de linaza (semillas de lino) molida y las mezclaremos con 8 cucharadas de agua. Mezclamos bien y lo dejamos reposar al menos 20 minutos.
  2. Precalentamos el horno a 180º. Preparamos también el molde en el que cocinaremos nuestro pan de plátano: echamos un chorrito de aceite para engrasarlo y espolvoreamos un poco de harina por todo el recipiente, así evitaremos que se nos pegue.
  3. En un bol machacamos los plátanos hasta que quede un puré ligero, pero que se noten algunos trozos de la fruta. Añadimos el azúcar o panela y la leche. Mezclamos bien todo.
  4. En otro recipiente echaremos la harina (tamizada, para evitar grumos), el bicarbonato de sodio y una pizca de sal. Juntamos todos los ingredientes.
  5. En un bol aparte mezclaremos el aceite con la esencia de vainilla. Iremos incorporando poco a poco la mezcla que hicimos al principio de linaza. Removemos bien y añadimos todo a la mezcla que hicimos con la harina, y removemos para que nos quede una crema suave.
  6. Incorporamos la mezcla de los plátanos con esta última y mezclamos bien. Queda añadir las nueces (o cualquier fruto seco) picadas.
  7. Echamos nuestra mezcla en el molde y lo llevamos al horno durante 40-45 minutos. Comprobaremos que está listo pinchando con un palillo que tendrá que salir seco. Cuando lo
    saquemos del horno dejamos enfriar y desmoldamos. ¡Ya solo queda disfrutarlo!

Deja un comentario