¿Cómo afecta la COVID-19 en el mundo del deporte?

El deporte es amado y odiado por muchas personas, pero los que lo aman estaban deseando volver a los campos de juego, y han vuelto, pero de una forma que no recordaban y es de lo que vamos a hablar hoy; deportes en tiempos de pandemia.

Tras mucho tiempo de espera, por fin hemos podido volver a las calles que hace meses dejamos atrás. Y aunque él COVID-19 no deja de acechar nos permite regresar en parte a aquella vida que teníamos antes de la pandemia. Y aunque esta ha cambiado notablemente para todos, tenemos que adaptarnos poco a poco a esta nueva normalidad. Hemos vuelto a ver a nuestros amigos, a echarnos aquellas risas que aún seguían en aquellas videollamadas de mil horas día tras día, pero esta vez al aire libre, hemos vuelto a los bares e incluso a hacer deporte, que aunque parecía que no, se echaba de menos. ¿Quién no estaba pensando en volver a los campos de juego?, ya practiques fútbol, tenis, baloncesto o voleibol, todos queríamos volver a esas charlas con nuestros compañeros en los vestuarios, a la adrenalina de las competiciones y como no a  los piques en los entrenamientos.

Y es que dé esto precisamente vamos a hablar, de los deportes en tiempos de pandemia. Y aunque hemos vuelto a aquello que nos apasiona aún lo notamos diferente  y distante debido a los mil protocolos que tenemos que llevar, ya sea en un deporte individual o en equipo, para que esto que amamos, el deporte, no se nos vuelva a arrebatar. Para que esto no suceda, se han puesto en marcha una serie de medidas higiénicas saludables para estar seguros a la hora de hacer deporte. En este sentido, se han reducido los aforos de las clases dirigidas, sacando incluso algunas de ellas a zonas exteriores.

Ya seas profesional o amateur realizar algunos de estos procedimientos no son tarea fácil, principalmente el uso de la mascarilla en el ámbito deportivo, y es verdad que esta nos está protegiendo del Coronavirus, pero nos perjudica en otros sentido. Muchos testimonios aseguran que es prácticamente imposible realizar estos deportes tan ajetreados con estas puesta, ya que sientes que te oprime, te falta aire, hasta este llegar al punto del desmayo, y por ello planteo ¿es de verdad correcto llevarla? Aunque la iniciativa es buena y se hace pensando en un bien común para que el virus no se expanda tan fácilmente, en la realización de un deporte es prácticamente imposible llevarla, y aunque con buena fe comiences el entrenamiento con ella puesta, finalmente tienes que apartarla un poco, aunque sea por debajo de la nariz. Ya que tras una gran esfuerzo notas que te falta el aire, comienzas a sudar, por lo que cada vez necesitas más oxígeno y si no apartas ligeramente esta te deriva a algo peor, un desmayo, y es que no son pocas las personas que han sufrido uno durante los entrenamientos.

Pablo Noe es jugador de baloncesto en RDY, Red Deportiva de Yecla, pero tienen algo en común con otros deportes, los miles de protocolos a seguir, y aunque Pablo no es jugador profesional, a nivel regional le obligan a realizar los entrenamientos con la mascarilla puesta y aunque parece tarea fácil, no es así; “Es una sensación angustiosa, sientes que te ahogas, y al final tienes que retirarla levemente para poder respirar”. Además, también nos cuenta que esta al final del entrenamiento acaba totalmente empapada en sudor, lo que anula la efectividad de esta.

En cuanto a un enfoque más profesional, el deporte también ha vuelto, pero esta vez con los estadios completamente vacíos, y esto se siente raro para todo el mundo, sobretodo para los jugadores que saltan al terreno de juego sin recibir un acalorado aplauso del público o sin ese griterío que se forma tras la anotación de un gol, solo queda ese silencio en los estadios que implica que los porteros puedan hablar de extremo a extremo del campo sin apenas complicación. Y es que los estadios sin gente están afectado gravemente a los equipos medianos que su financiación es mayoritariamente de las entradas, lo que provocará además que algunos desaparezcan. 

Esto, hoy en día esta cambiando, los estadios ya comienzan a llenarse. Los aficionados de la Premiere League han vuelto a aquello que amaban después de 270 días con las gradas vacías. 2.000 seguidores presenciaron los partidos del West Ham-Manchester United y Chelsea-Leeds. Esto es un pequeño paso para todos los aficionados del fútbol, que poco a poco, igual que en Inglaterra, volverán a las gradas a celebrar los goles y a cantar el himno de sus equipos preferidos.

En conclusión, la pandemia de Coronavirus nos ha afectado en todos los factores de nuestra vida, pero uno de los mas azotados a sido el mundo del deporte, ya sea en  un terreno profesional o por vocación. La mascarilla que es uno de los objetos esenciales mas polémicos, nos salva la vida ante este pandemia, pero es prácticamente incompatible en el mundo del deporte si no queremos agravar nuestra salud. Pero para practicar este deporte de forma segura podemos seguir otros tantos protocolos como es la desinfección de las zonas de juego, el control del virus mediante las pruebas pertinentes y un seguimiento exhaustivo de los síntomas que provoca el virus.

Deja un comentario