Dani Madox: «Arte sinestésico»

Daniel Sastre Ferrero, más conocido por su nombre artístico Dani Madox, es un artista madrileño multidisciplinario que lleva desde 2004 creando y explorando todo tipo de expresiones artísticas. Desde pinturas y esculturas hasta el ámbito de la fotografía, lleva al límite la exploración de los elementos del arte en cada creación que desarrolla.

Dani Madox, artista sinestésico

¿Cómo surge el nombre de Dani Madox? ¿Qué es lo que te impulsa a presentar tu arte al mundo? 

El nombre surge por querer separar mi vida personal de la artística. Madox no tiene una historia, me gustó, era corto y sentía que debía utilizarlo. Empecé en 2014 cuando utilicé el arte como válvula de escape. Compré el material sin saber muy bien qué iba a hacer, pero salió solo. Al poco tiempo expuse por primera vez en Matadero, y eso fue lo que me abrió puertas.  

¿Cómo es tu proceso de creación? 

Primero empiezo con algo en mi cabeza, hago bocetos, y me dejo llevar. Hay cosas que no salen, y otras que acaban siendo muy diferentes a lo que había pensado en un primer momento. De hecho, empecé con pintura, fotografía e hice algo de escultura. Ahora, hago una mezcla de todo y añado poesía. No vivo de ello, así que hago lo que me gusta sin encasillarme en nada.  

¿Qué te inspira para crear?  

Todo. Cualquier emoción. A veces utilizo la rabia de ciertas experiencias de la vida, otras la felicidad cuando todo va bien. Me gusta mezclar mis ideas y añadir el tono satírico a mis obras.  

¿Crees que los artistas deben mostrar siempre su arte? ¿O que hay obras que deben ser personales?  

El proceso es muy personal, pero necesitas sacarlo al mundo. A mí una de las cosas que más me ha fascinado es que a la gente le guste, lo interprete de mil modos y lo compre.  

¿Cómo es la sensación de ver tu arte expuesto en galerías como Matadero (Madrid)?  

Es raro, porque lo has hecho tú, pero te preguntas “¿lo he hecho yo?”. Estar en tu propia exposición es una de las mejores sensaciones. 

¿En qué estilo artístico te clasificarías?  

En fotografía, me clasifico en poesía visual. En mi primera fotografía, “Culturismo”, quería jugar con el nombre y lo que quería transmitir. En pintura empecé con figurativo y ahora me mantengo en abstracto, implementando la escultura. No me quiero encasillar.  

¿El arte es vocacional?  

Para mí sí, porque no me dedico a ello como forma de vida. En el momento en el que se convierte en trabajo, aunque no te guste lo abstracto, pero sea lo que se compra, tienes que hacerlo para comer.  

¿Qué sensaciones o emociones intentas transmitir en tus obras? ¿Sabes qué han interpretado las personas que lo han visto? 

Me gusta transmitir el juego de las palabras con lo que muestro. Y, una de las cosas de las que más disfruto, es ir a mis propias exposiciones sin decir que soy el artista. Me gusta que la gente no tenga filtro al hablar de mis obras y, cuando digo que el artista soy yo, ayudo a que los espectadores entiendan lo que ven, así les gusta mucho más.  

¿De qué otros ámbitos del arte disfrutas? ¿Eres espectador o te has lanzado a crear en alguno de ellos?  

Me encanta la música, pero nunca me he lanzado a crear. De momento, me queda meterme de lleno en la escultura.  

¿Cómo concibes el futuro de Dani Madox? ¿Tienes alguna exposición nueva cercana?  

Quiero seguir creando, eso lo tengo claro. Todavía estoy pensando el nombre de mi próxima exposición, pero creo que será “I love Madrid”, y se podrá ver en el K2M de Móstoles.  

Si tuvieses que ponerle un título a tu arte, ¿cuál sería? 

Arte sinestésico.  

Entrevista realizada por Cristina Martínez y Sonia Cuevas

Deja un comentario