Amor y redes sociales, la comedia teatral del momento

En tiempos tan complicados para el sector de la cultura considero necesario un llamamiento para que se visiten los teatros y todo tipo de establecimientos culturales. Como decía el escritor Gabriel García Márquez «la cultura es el aprovechamiento social del conocimiento». Por esto hoy vamos a hablar de la comedia teatral Amor y Redes Sociales que, después de su gran éxito en Portugal, está siendo un verdadero boom también en Madrid, desde que se estrenó el 10 de julio del 2020 en el Teatro Soho Club. Estaba previsto que la obra saliese a la luz en marzo o en abril, pero debido al confinamiento por la situación pandémica no pudo ser.

El argumento cuenta la historia de una pareja con problemas debido a las redes sociales: Chus Pereiro da voz a Susana, la novia y Miguel Ángel Jiménez, a Miguel, el novio. Él humorista, ella psicóloga llevan una relación que se encuentra en crisis desde unos cuantos meses. Durante los 75 minutos que dura la función, los dos lo intentarán todo para recuperar los viejos tiempos. La poca constancia en mantener relaciones sexuales por parte de Miguel se convierte en un disgusto para Susana, sin embargo, el problema principal deriva del uso de las redes sociales.

La idea original es de Marco Pedros y sin los diálogos jugosos y la dirección de Fernando Reinaldos está obra no hubiera sido la misma. No obstante, los dos protagonistas en el escenario son dos actores con una elocuencia y expresividad magnifica que con mucho humor conquistan el corazón de su público.

Salí de la sala, octubre, en un día de lluvia, caminé por la Gran Vía de Madrid y empecé a pensar – nada mejor que una pieza teatral que haga reflexionar – sobre el sentido real de esta obra. Están representadas de forma extraordinaria las dos caras de la misma moneda: por un lado, nos perdemos momentos únicos con las personas que queremos por estar pegados a una pantalla y entramos en películas dramáticas cuya salida encontramos con dificultad; por otro, las redes sociales nos empujan a salir de nuestra zona de confort y a probar actividades nuevas que aportan frescura a la vida en pareja del siglo XXI.

Otro pensamiento que tuve en este instante es la crítica inmensa que esconde la función. En los primeros minutos del comienzo Susana coge el mando de la televisión para buscar un canal de pornografía. Al ver las imágenes se queda en shock y se pregunta «¿a las mujeres realmente nos gusta eso?». Este interrogante puede pasar desapercibido pues la escena dura segundos, sin embargo, esconde una crítica grandiosa hacia este tipo de películas que están siendo tema de debate en la sociedad actual. De igual modo, se pone en tela de juicio el tópico de “los hombres no pueden llorar, las mujeres sí” y considero importante que se proyecte, en la enseñanza y en la vida cultural, otra manera de pensar y de educar. Todos somos personas y ser sensible o insensible no depende del género.

Amor y redes sociales es una obra necesaria para la reflexión sobre los aparatos que no soltamos en nuestro día a día o para plantearnos cómo se siente la persona que tenemos a nuestro lado; y sin ser menos importante, por hacernos reír, que no es fácil en tiempos de pandemia. El humor es necesario, la cultura esencial.   

Deja un comentario