Locura sana

Mundo. Valores torcidos. Ideales falsos. Personas vacías. Rutina. Monotonía. Propósitos confusos. ¿Una existencia inútil? Aspiración a lo innecesario. “Consigues” aquellos que nunca tendrás y pierdes esos que a pesar de todo alguna vez habías tenido. ¿Por qué? Te despiertas por la mañana sabiendo que probablemente jamás harás aquello que te guste y jamás te gustará aquello que haces. Sin embargo en algún lugar de la profundidad transparentas una gota de esperanza, de locura y pasión. El mundo te pregunta con qué derecho está aún ella allí. Ni tú sabes la respuesta.

Mundo-materialista. Donde incluso en verano las personas tienen frío. Pasan los años. Entiendes que el verano ha sido sólo una alucinación. Probablemente la existencia entera sea únicamente compuesta por el invierno. Hermoso, pero traicionero. Disfrutas de su belleza, pero tienes frío. Obtienes una carga de energía, pero estas cansado. Observas. Blancura aparente. ¿Pero qué es lo que hay debajo?

A veces vas a un lugar que te gusta, en el cual te sientes seguro, donde el mundo no pueda verte. Taza de un café caliente. Aroma de canela. Te imaginas cosas que los demás hubieran llamado locura. ¿Y qué? Esto te hace sonreír, ser diferente. Te imaginas el mundo de una manera completamente distinta. Psicodélico. Mientras que todo a tú alrededor sea de color gris, tú te sientes como una paleta de colores infinitos. Te sientes vivo. Tal vez esos colores sean tu primavera, que inevitablemente lleva al verano. A veces sacas un lápiz y una hoja, pintas tus pensamientos y emociones, para poder verlos de nuevo cuando sea otoño.

Cuando algo es normal, es comprensible y aceptable por el mundo. Sin embargo, ¿no es aburrido? Nos abstraemos de los límites de la normalidad. Singularidad. Misterio. Locura. La “cosa” ya no es  comprensible y aceptable por el mundo, pero contiene una belleza sobrenatural.

Cualquiera puede conseguir lo normal, pero pocas personas están dispuestas a luchar por el esplendor de lo extraordinario. ¿No te tienta? ¿No despierta en ti sentimientos inexplicables? ¿No te hace buscar más allá?

¿Cuál es el sentido de vivir sólo bajo las reglas de los demás? ¿Sólo por dejar detrás la memoria de obediencia? Sin duda los más felices no son los que siguen la fórmula ya establecida, sino los que logran inventar su propia. Sé inusual. Se espontaneo. Desarrolla tu imaginación y la fantasía y hasta tú último aliento trata de convertir la fantasía en realidad. Deshazte de las personas que no comprenden tu locura y busca aquellos que la compartan. Si efectivamente “el mundo es un escenario y todos somos los actores”, hagamos que por lo menos el último acto de la obra sea algo excéntrico y abstracto.

La incomprensión del mensaje de la obra por parte del público haceque la pieza sea mas interesante e incluso que parezca hecha por un genio.

El genio congenia con la locura, ¿verdad?

Deja un comentario