The Xmas Song Booktag

En esta época del año, lo que más nos apetece es quedarnos en casa, bajo una mantita y tomando un chocolate calentito. ¿Y qué mejor que hacerlo con un libro en la mano?

Al ritmo de unos cuantos villancicos, haremos una lista de libros y personajes literarios con los que podéis quedar estas fiestas. ¡Tomad nota!


You’re a Mean One Mr. Grinch: un villano que no puedes evitar amar.

Morfeo. Sin duda, el antagonista de Susurros, el retelling de Alicia en el País de las Maravillas escrito por H. G. Howard es uno de esos personajes tan ambiguos que no sabes por dónde van a salir. Quiere aprovecharse de la protagonista, pero también ayudarla en su aventura, y tiene ese toque de gracia, carisma, misterio, maldad y locura que hace que o lo ames o lo odies.


Rodolfo el Reno: un personaje que supera grandes obstáculos y empieza a aprender a creer en sí mismo.

Ilustración de @viria94 en Instagram

Percy Jackson. Al fin y al cabo, es un niño de 12 años que al principio de su historia, en El Ladrón del Rayo, es un poco patoso con todo lo que se le viene encima. Pero a medida que avanzan todos los libros de la primera y, más tarde, las siguientes sagas, vamos creciendo con él  y vemos cómo se las va arreglando en sus misiones para el Campamento Mestizo y en los líos olímpicos en los que se mete. 


Santa Claus Is Coming To Town: personaje que encabezaría la lista de los buenos.

Sam (El Señor de los Anillos) es, para mí, el mejor ejemplo de verdadero amigo. Su amistad con Frodo es una de las más inspiradoras  en la literatura: siempre está ahí para ayudarle, es su punto de apoyo, y sus amigos siempre están antes que nada, incluso resiste a la voluntad del anillo. 


Don’t Shoot Me Santa: personaje que encabezaría la lista de los traviesos.

Ilustración de @Isthisjules en Twitter

Transfigurar el osito de peluche de tu hermano en una araña; vender los surtidos saltaclases antes de los exámenes, con las clásicas pastillas vomitivas; llenar el colegio de pantanos; o explotar fuegos artificiales mágicos en el Gran Salón. En cuanto a travesuras, los gemelos Weasley se llevan la medalla de oro. 


Let it Snow! Let it Snow! Let it Snow!: libro que te derrite el corazón. 

Las ventajas de ser un marginado, no, no es un libro de autoayuda aunque el título pueda ser confuso. 

Stephen Chbosky nos relata la historia de Charlie, un joven torpe y reservado que ve la vida como si fuera algo que pasa a su alrededor, como un espectador. Sam y Patrick le enseñarán lo que es la amistad, el primer amor y la buena música. Y su profesor impulsará su sueño de ser escritor. Pero a esta edad, las dudas y las inseguridades están a flor de piel, y en nada, dejarán el instituto y tendrán que prepararse para ir a la universidad. 

Además, cuenta con una adaptación cinematográfica maravillosa, protagonizada por Logan Lerman, Emma Watson y Ezra Miller.


Last Christmas: Con qué personaje ficticio te gustaría pasar las fiestas. 

Volvemos al País de las Maravillas, esta vez, al original de Lewis Carrol, porque creo que una fiesta con el Sombrerero Loco serían absolutamente geniales, llenas de incongruencias, chistes disparatados y mucho té.


Do You Hear What I Hear?: qué libro piensas que debería leer todo el mundo. 

Cartas de amor a los muertos, de Ava Dellaira. Es una historia muy actual y tal vez, muy necesaria. 

La hermana de Laurel ha muerto, y ella encuentra un refugio en un trabajo que le manda su profesora de lengua: escribir cartas a alguien fallecido. 

El cuaderno de Laurel se llena de cartas a Kurt Cobain, Amy Winehouse, Judy Garland, Heath Ledger o Amelia Earhart, entre otros. Les habla de sus días de instituto, de sus amigas, de su familia rota, de su primer amor, de sus ilusiones y sus inseguridades, de su vida… Es una historia muy emotiva, que se va cocinando lentamente.


All I Want For Christmas Is You: ¿qué libro esperas con más ilusión bajo tu árbol de Navidad? 

La vida invisible de Addie LaRue, escrito por Victoria Schwab.

Esta es la historia de Addie y su maldición: hizo un pacto con el diablo para ser inmortal pero a cambio, no podrá ser recordada.  Desde que leí Una Magia Más Oscura, de la misma autora, tengo muchas ganas de volver a leer algo suyo.

Deja un comentario