Mario Palma: «La música irá definiendo cada etapa de mi vida»

Mario Palma, un carismático joven sevillano, se abre camino en el mundo de la música con un indudable potencial. Tras toda una vida sintiendo el calor de las melodías dentro de sí, se convierte en un enorme representante de lo que él llama el flamenco alternativo, representándolo de una forma que solo él sabe mostrar. Su primer disco, Llora si hay que llorar, viene cargado de temas que no dejarán a nadie indiferente.

Mario Palma, artista flamenco

1. ¿Cómo se define Mario Palma como artista? 

Me defino como un tío de a pie. Nuestro grupo se caracteriza por ser gente cercana; no nos definimos como artistas, sino como un currante más en este mundo que es la vida y en este sector tan grande y bonito que es el de la música.  
 

2. ¿Cómo describes tu estilo de música? Flamenco purista no es.  

Flamenco alternativo, sin duda. Todas las ramas que hemos escuchado, y las vertientes que llevamos mamando desde pequeños, las unimos para crear algo diferente y llevarlas a nuestro terreno.  

3. Como sevillano habrás mamado mucho flamenco y mucha copla de pequeño. ¿Qué otros estilos musicales han influido en lo que hoy conocemos como Mario Palma? 

Copla es cierto que he escuchado más bien poco, pero flamenco he escuchado bastante, así como rap, punky, jazz, más carnaval… Ahora estoy escuchando más rock, pero el flamenco jondo es lo que más me identifica. 

4. ¿Tienes algún proceso de creación o selección de música? ¿Qué decides mostrar al mundo?  

Siempre digo que los discos son un lugar donde plasmar algunas épocas de tu vida, y ahora mismo quiero mostrar eso. Este disco ha sido una muestra de una época que ya me queda atrás, y la música irá definiendo cada etapa de mi vida, y mis estados de ánimo. 

5. ¿Qué te inspira para crear? ¿Cuándo comenzaste a componer música? 

El día a día, lo más diario. Escribo constantemente, en el tren, en cualquier reunión, tomándome una cerveza… Y así hago puzzles con frases. Es lo que me inspira, el día a día.  

Comencé hace unos dos años. Decidí dejar mi trabajo y dedicarme profesionalmente a la música. 

6. ¿Qué es lo que te impulsa a dar el paso para presentar tu música al mundo? ¿Quién fue tu mayor apoyo? 

No lo sé, realmente. Muchas veces me lo planteo, pero es que, si en su momento me lo hubiese planteado, seguramente hoy no estaría aquí, así que fue un momento en el que no pensé en qué estaba haciendo.  

Juanito Makandé, sin duda. Es un referente enorme. 

7. ¿Tienes algún tema propio favorito? ¿Alguno es especialmente importante para ti? De este nuevo disco o de cualquier composición tuya personal.  

Del disco para mí uno de los más especial es el último, Y volar.  Me acuerdo perfectamente del día en el que lo compusimos Juan y yo, y creo que tiene un mensaje muy bonito y muchos aromas y muchas fuentes de las que bebe.  

8. El pasado 20 de marzo salió a la venta tu disco ‘Llora si hay que llorar’, producido por Juanito Makandé. ¿Qué significa este disco para ti? 

Es como un tatuaje que marca una época de mi vida. Un antes y un después de la misma, una puerta que representa la entrada de la música en mí.  

9. ¿Hay alguna razón por la que llamaste así a tu disco? 

Es un mensaje bastante claro, que viene como anillo al dedo en la situación actual. Hay que llorar, hay que descomprimir; un mensaje importante y bonito que me gustaba regalar a los demás en forma del nombre de mi disco.  

10. En cuanto a factores externos se refiere, ¿cómo has vivido la situación pandémica y el hecho de no poder hacer la presentación del disco? 

Sobre todo, frustrante, para mí y para todos mis compañeros de la música. Querer avanzar y no poder, encontrar mil trabas, muchos muros… Ha sido pura frustración. 

11. ¿Crees que la música está valorada en este país? 

No, debería valorarse muchísimo más, tanto la música como el arte en general. Hay mucho trabajo y muchas horas detrás del trabajo final de un artista, y esas tareas en la oscuridad no se valoran y debería hacerse mucho más. 

12. ¿Cómo se fijó en ti Juanito Makandé? ¿Cómo surgió la colaboración? 

Surgió a partir de una amistad y de unas letras que yo le propuse, y le gustaron. Fue muy fácil trabajar con él, coincidimos musicalmente y vamos de la mano en la forma en que entendemos cómo vivir, y además es muy sencillo trabajar con alguien que supone un referente tan grande para ti y que admiras. Así que diría que por las letras y por el buen feeling que tuvimos.  

13. En el disco, dedicas una canción al maestro flamenco Ramón Plantón Moreno. ¿Ha sido su figura una inspiración para ti? 

Él es un símbolo en Sevilla; un artista callejero que allí todo el mundo conoce. Para mí, se merece que sus letras queden perennes entre las páginas de cualquier álbum, y que se divulguen y lleguen a mucha gente que las escuche, así que sí, sin duda.  

14. ¿Tienes proyectos de futuro a corto y largo plazo?  

¡Comprarme un piso! Y, musicalmente, dentro de poco queremos reeditar el disco, volver a trabajar con él y explotarlo al máximo, y seguir creando y sacando música.  

15. ¿Tienes ganas de sacar nueva música? 

¡Sí! Tengo bastantes cosas para enseñar, pero me apetece más darle caña a este disco, que para la calidad y el contenido musical que tiene se merece más público.  

16. ¿Cómo es la sensación de subirte a un escenario con algo tuyo? Que te digan: tienes una canción, te la producimos, cumplimos tus sueños. 

Tensión, nervios, inseguridad al principio… Como todo lo que hacemos por primera vez. Pero la gente te va arropando y te sientes super a gusto; estás como en una reunión de amigos, y ese vínculo y clima que se crea es maravilloso.  

17. ¿Qué consejo le darías a alguien que quiere empezar a luchar por sus sueños en el universo musical? 

¡Que no empiece, que se ponga con la construcción, con lo que sea! (Risas) No, al contrario, que le eche muchas ganas, que no pare de escribir ni de estudiar, ¡que esto no tiene fin! Es una montaña rusa de sentimientos, pero te encuentras en el camino gente que aporta mucho, así que animo a todo el mundo a que saque su música, aunque mejor si no es en una situación pandémica… 

18. ¿Recomendarías el mundo de la música a todo el mundo? De una manera u otra. 

¡A todo el mundo! Y recomendaría que escuchasen el Llora si hay que llorar, y después ya el mundo de la música, que es algo precioso. 

Deja un comentario