Juegos Olímpicos de Invierno

Quizás esta competición no sea la más sonada en el mundo del deporte, quizá no es la que los aficionados siguen desde cerca como otras competiciones, pero no se puede decir que los Juegos Olímpicos de Invierno sean poca cosa.

Desde 1924, que fue cuando se llevaron a cabo los primeros Juegos Olímpicos de Invierno, cada cuatro años tiene lugar esta competición que agrupa varios deportes, en los que los atletas buscan llevarse el oro y pasar a la historia por ello.

Aún queda tiempo hasta los próximos Juegos Olímpicos de Invierno, que se llevarán a cabo durante el mes de febrero de 2022 en Pekín, pero aquí vamos a hablar de la historia de este evento y de sus diferentes modalidades.

HISTORIA

El 25 de enero de 1924 se inauguraban los Juegos Olímpicos de Invierno, en la localidad francesa de Chamonix. Al igual que los Juegos Olímpicos de Verano, estos se celebran cada cuatro años.

Los Juegos Olímpicos de Invierno son un evento que engloba deportes tanto de nieve como sobre hielo. En un principio, cuando se crearon, eran el esquí de fondo, patinaje de velocidad, patinaje artístico sobre hielo, hockey sobre hielo, bobsleigh (descenso en trineo), combinada nórdica (combinación de saltos de esquí, realizados desde trampolín, y esquí de fondo) y los saltos de esquí.

Con los años, otros deportes han ido añadiéndose a la lista de competiciones que se llevan a cabo en este grandioso evento. Algunos de ellos sería el luge, que es una modalidad de descenso de trineo; el patinaje de velocidad sobre pista corta; el curling, que es un deporte similar a la petanca, que se practica sobre una pista de hielo; el esquí acrobático; y el bandy, que es un deporte similar al hockey, pero que se juega con pelota en vez de con disco.

A principios del siglo XX, mientras que se disputaban los Juegos Olímpicos de Verano, había aficionados que pedían que se incluyesen algunos deportes de invierno, como podía ser el Patinaje Artístico (que fue el primero en añadirse en 1908). El interés que generaban estos deportes hizo que el Comité Olímpico Internacional organizara una especie de juegos durante el invierno de 1924, ya que en verano era imposible añadir esas modalidades.

Debido al éxito que esto tuvo, el Comité Olímpico Internacional aprobó definitivamente que, cada cuatro años, se organizaran nuevamente estos juegos (que se vieron interrumpidos durante la Segunda Guerra Mundial, pero que a partir de 1948 se retomaron otra vez).

Anteriormente, los Juegos Olímpicos de Verano y los Juegos Olímpicos de Invierno se celebraban en el mismo año, pero debido al crecimiento de los primeros y el gran revuelo que suelen generar alrededor de su organización, el Comité Olímpico Internacional decidió, a partir de 1992, separar sus fechas, con dos años de diferencia entre cada uno, que es lo que ya nuestra generación está acostumbrada a ver.

Deja un comentario