Carta de despedida a Maradona

Querido Diego,

Ya han pasado varios días desde que nos dejaste, pero el mundo del fútbol sigue llorando por ti. Quería escribir sobre lo que fue tu carrera futbolística; todos los logros que obtuviste; todas las veces que hiciste llorar al rival y, por el contrario, gritar al aficionado; cómo cambiaste el fútbol.

Pero, en cambio, he optado por escribir una carta para despedirme, aunque obviamente no lo leerás, me parece la mejor forma de hacerte un pequeño homenaje, al menos a mi manera, y con mis palabras (todo el mundo se ha despedido de ti, y ya el periodismo ha recordado tus hazañas).

Definitivamente, esto es algo que no esperaba hacer, no en mucho tiempo, al menos. Y todavía no soy capaz de hacerme a la idea de que ya no estás. Sé que el Diego futbolista, el que admiraba (y seguiré admirando, porque el recuerdo es para siempre), hacía ya mucho que había acabado su carrera. Pero sigue siendo un shock para todos esta situación.

No recuerdo la primera vez que te vi jugar. Siempre fue en vídeos, no tuve la suerte de poder vivir tu magia en vivo. A pesar de todo, crecí viendo vídeos tuyos jugando al fútbol, disfrutando de cada gol, de cada gambeta…de todo.

Recuerdo cuando vi, por primera vez, aquel partido del Mundial del 86, aquellos cuartos de final contra Inglaterra. Creo que sobra explicar qué ocurrió aquel día, aquella Mano de Dios, aquel Gol del Siglo… solo de recordar ese momento, se me ponen los pelos de punta. Yo, personalmente, soy de las que se acuerda más del Gol del Siglo, de como dejaste a tantos jugadores atrás, y cómo, sin necesidad de apoyarte de ningún compañero, tras aquella carrera desde medio campo, lograste encajar el balón en la red. Una locura.

Y, como no, también me emociono al recordar cómo hiciste a mi país soñar y cumpliste el sueño de todos, levantando en el Estadio Azteca, en México, nuestro segundo Mundial. Qué bonita imagen nos queda, el gran Diego Armando Maradona, levantando la copa y dando la vuelta al estadio, y toda Argentina llorando de alegría.

Podría seguir nombrando momentos, son muchos los que nos dejas para el recuerdo. Pero tampoco quiero enrollarme tanto. Solo quiero agradecer el fútbol que nos has hecho vivir, a los que pudieron disfrutarte en primera persona, y a los que, como yo, tuvimos que disfrutarte por los vídeos y el recuerdo de nuestros padres y abuelos.

Argentina y el mundo te llora, porque como futbolista, tenemos que estar siempre agradecidos por todo lo que nos has dado. Dichoso aquel que pudo tenerte delante y jugar contra ti. Allá donde estés, espero que sigas marcando goles.

Te recordaremos por siempre.

Gracias, Diego Armando Maradona.

Deja un comentario