El Retiro de Madrid se viste de blanco

El Parque del Retiro de Madrid, el pulmón verde de la ciudad, se vistió de blanco para dar cobijo a niños y adultos que salieron a jugar en este paisaje de cuento. Como una auténtica guerrera Filomena se paseó por su parque y con su gran fuerza interior se transformó en nieve para hacernos olvidar, por un momento, la pandemia y para crear en nosotros un instante de felicidad al disfrutar de la bella naturaleza.

Hacía más de 50 años que su Palacio de Cristal no se veía tan hermoso y majestuoso. Fue uno de los sitios más fotografiados de Madrid ese día. Como la gran pasión de Filomena era dibujar, se dio cuenta de que si en la realidad pintaba todo de blanco sería más fácil plasmarlo en el papel. Así lo hizo. ¡Qué maravilla de paisaje nos brindó!

Hasta los patos salieron a disfrutar de este milagro. Su color blanco pastel se fundió con la nieve cálida y aprovecharon para dar un paseo sin que nadie se diera cuenta de su estancia. Unos pocos fotógrafos captaron este momento. Según Filomena, sin ellos la transformación del parque no pudo ser posible: son sus reconocidos ayudantes.

Así se veía la primera capa de blancura en los árboles del parque. No pudieron soportar el peso y muchos dejaron de respirar arrodillándose frente a Filomena. Ella no pensó en las consecuencias y al ver lo que pasaba quiso retroceder y cambiar el tiempo, pero eso ya no era posible. Solo por la idea de pintar perdió a sus compañeros tan fieles, los que en cada estación le habían acompañado: en sol y sombra.

«La naturaleza es incontrolable», pensó.

Deja un comentario