El perro enamorado de las estrellas – Hoshi Mamoru Inu ~Takashi Murakami

Hay historias que nos tocan el corazón levemente, como ha sido el caso de estos dos volúmenes del manga de Takashi Murakami. Una bella y desgarradora historia a través de la cual pasamos por la vida de diferentes personajes, unidos siempre por la compañía que les brindan sus mascotas frente a las adversidades que les presenta la vida.  

La imagen del perro que observa las estrellas como si quisiera alcanzarlas es la metáfora de quienes anhelan lo imposible.

Sinopsis

En la primera historia, titulada igual que la obra, El Perro Enamorado de las Estrellas, nos presentan a Happy, un perrito que ha sido encontrado en una caja por la hija del que será su dueño. Su familia queda rota, se divorcia y la niña se despreocupa cada vez más del perro. Solo quedan él y Happy, solos en el mundo, sin nada más que su coche y el viaje que emprenden hacia el sur. 

El estilo de dibujo es muy característico del manga, con momentos de humor muy caricaturescos, pero con ilustraciones preciosas en momentos emocionantes.

En la segunda historia, Los girasoles, nos cuentan cómo un asistente social investiga el caso del protagonista de la historia anterior. A través de flashbacks, nos sumergimos en el pasado de este personaje, cuando era un niño y vivía con sus abuelos y el perrito que le regalaron. 

La tercera historia, llamada Estrella Gemela, narra la vida del hermano de Happy, un cachorro enfermizo que será encontrado por una anciana algo cascarrabias que, al verlo, siente compasión por él y decide cuidarlo. Ella vive sola y la compañía del animal cambiará su vida, es como si los dos se salvasen mutuamente. 

Por último, la cuarta historia, La Estrella Más Brillante, está protagonizada por un niño vagabundo abandonado por su madre, cuyo objetivo es conseguir llegar hasta Hokkaido, donde vive su abuelo. En su viaje, coincide con el personaje protagonista de la primera historia y entenderemos mejor sus acciones. 

Opinión

Es una historia muy cortita pero muy intensa. Cada momento se siente terriblemente cercano, como si estuvieras allí mismo viendo lo que pasa. Porque además toca un tema muy real en la sociedad actual: la soledad.

Todos los personajes que aparecen están solos, sin nadie que se preocupe por ellos. Y solo gracias a su mascota son capaces de seguir avanzando, porque se preocupan por su perro y nosotros, como lectores, vemos que ese amor es mutuo: vemos los comentarios de los perros, como si leyéramos sus pensamientos, algo que me ha parecido muy tierno, pues amplía el punto de vista desde el que se cuenta la historia y le da una gran calidez. Como dice el autor, «el poder sentir que alguien te necesita o saber que alguien te está esperando son las cosas que más feliz pueden hacer a uno». 

Porque, ¿quién no se ha sentido alguna vez solo o perdido, y ha necesitado dar un abrazo o sentirse querido y valorado? 

Dueño mío, he descubierto una cosa. Las personas se sinceran delante de los perros. El niño empezó a llorar cuando te fuiste, me abrazó fuerte y lloró.

Deja un comentario