Preludio de sueños (Poesía Semana del Libro)

Se anuncia raudo en la eternidad nocturna del ser su aurora blanca,

y yo levanto mis párpados enmudecidos y canto al alba en silencio,

por quien ve el fin en sus ojos, de ella, y no le dejan dormir.

Me inclino leve, lento, ante una inmensidad que a respirar me obliga,

y mi alma se enturbia y sale de sí.

La encuentro a ella en el mundo, y ella a mí.

Y pasa sonriendo y yo frío, en gris,

pregunto dentro de mi vida el cómo puede ser, reír así.

Asoma tímida a mi tez de aslfalto una mueca que no sé seguir,

máscara del dolor, cual Bécquer, que me lleva a huir. 

La conciencia pierdo; no eres real, es sueño, no estás allí. 

Doy las gracias y duermo: el fin fue siempre fin.

Cristina Martínez

Deja un comentario