Berlín, una ciudad con historia

Berlín es sin duda alguna es de los mejores lugares que visitar, ya sea invierno o verano, Berlín siempre será una buena opción. Esta es una de las ciudades más multiculturales y sorprendentes de Europa tras ser reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial. Berlín tiene una interminable oferta de ocio y cultura en la que te será imposible aburrirte, ya sea recorriendo sus calles o disfrutando de su noche. 

Sea cual sea el motivo de tu viaje no te puedes ir de Berlín sin visitar estos lugares, que son imprescindibles.

  1. Puerta de Brandenburgo

Una de las mejores cosas que hacer en Berlín es pasar de día y de noche por delante de la Puerta de Brandeburgo, una de los pocos monumentos que sobrevivieron a la guerra.
Este antigua puerta de entrada a la ciudad, situada en al bonita Pariser Plaz, fue inaugurada en 1791 y ha presenciado la mayoría de grandes momentos históricos de la ciudad como el desfile de las tropas de Napoleón y de Hitler.

Durante la construcción del Muro de Berlín quedó situada en la frontera de las dos Alemanias y no fue hasta la caída del muro que volvió a su máximo esplendor como icono de toda la ciudad.

2. Muro de Berlín

El Muro de Berlín se construyó después de la Segunda Guerra Mundial, en plena guerra fría entre los comunistas soviéticos y los aliados, y dividía la ciudad entre la zona oriental y occidental. Durante los 28 años de existencia de este muro de 4 metros de altura, muchas personas lo cruzaron arriesgando su vida para reunirse con su familia o para tener una vida mejor en la parte occidental.

La parte más grande de 1,3 kilómetros de largo que se conserva, es la conocida como East Side Gallery, otro de los lugares que ver en Berlín imprescindibles, donde se han realizado multitud de grafitis como el del beso entre dos líderes comunistas o el del coche saliendo del muro, que muestran la historia del muro y mensajes de paz. 

Después de recorrer el muro, puedes ir a tomar algo en el original Yaam, conocida como la playa de Berlín y con un ambiente muy especial. Además, también en los alrededores de la East Side Gallery se encuentra Mauerpark que todos los domingos recoge un mercado al que acude muchos jóvenes, donde podrás disfrutar de música callejera. Sin duda uno de los mejores planes de domingo por la tarde.

3. Alexanderplatz

Alexanderplatz, situada en el centro, es una popular plaza y uno de los lugares que visitar en Berlín más imprescindibles. Esta enorme plaza, flanqueada por el Río Spree y el Palacio de la República, tiene en la Torre de la Televisión de 368 metros su lugar más destacado.

Desde lo alto de la torre tendrás unas vistas magníficas de la ciudad y puedes comer en su sorprendente restaurante giratorio Sphere.

4. Parque Tiergarten

Otras de las mejores cosas que hacer en Berlín es dar un paseo andando o en bici por Tiergarten, el parque más popular y grande de la ciudad.


Este parque de más de 200 hectáreas, situado en pleno centro de la ciudad, tiene varios lugares destacados como el Monumento Soviético que se construyó en honor a los 80000 soldados rusos que murieron durante la batalla de Berlín.


Otro punto de interés es el Monumento Nacional a Bismarck, la Columna de la Victoria o el Parlamento Alemán desde donde tendrás una de las mejores vistas de la ciudad.

5. Catedral

Berliner Dom o la Catedral, ubicada cerca del Río Spree y de la Isla de los Museos, es el templo religioso más importante que visitar en Berlín.


Este edificio destaca en el exterior por su cúpula de cobre de color verde y en el interior por el altar, construido con mármol blanco y ónix amarillo aunque merece la pena visitar la Cripta de los Hohenzollern, en la que descansan varios miembros de la familia imperial de los Hohenzollern. Además, cuenta con tour para subir a lo alto de la cúpula desde donde puedes disfrutar de unas excelentes vistas de Berlín.

6. Monumento al Holocausto

Uno de los lugares más sobrecogedores que ver en Berlín es el Monumento al Holocausto. Este monumento se construyó en recuerdo a los judíos asesinados por el régimen nazi y está formado por una extensa zona cuadriculada de pasillos en la que se alzan grandes bloques de hormigón de diferentes alturas que también tiene una zona subterránea en el que se ubica el centro de información, donde destaca una sala con los nombres y fechas de nacimiento y muerte de las víctimas del holocausto.

7. Campo de concentración de Sachsenhausen

El campo de concentración de Sachsenhausen, ubicado en la población de Oranienburg, pero muy bien comunicado con la ciudad de Berlín, fue el primer campo de concentración construido por los nazis para confinar o liquidar masivamente a los que ellos consideraban sus enemigos.

Sin duda alguna, es una visita que hay que hacer si visitas Berlín.

Por otro lado, a parte de visitar los monumentos más emblemáticos de la ciudad, no te puedes ir sin probar su gastronomía. Uno de los platos a destacar es el Currywurst, el cual podrás disfrutar en cualquier momento, ya que este se puede adquirir en puestos callejeros. Tampoco no nos podemos olvidar de los famosos Bretzels, Berliner Pfannkuche, o simplemente la cerveza, ya que en esta ciudad nos podemos encontrar con mas de 5.000 tipos de cervezas distintas.


Deja un comentario