Origen de las mejores recetas extremeñas

La gastronomía de Extremadura, región de interior de la Península Ibérica, es considerada por los autores como austera debido a la sencillez de sus recetas. El origen de muchos de sus platos y elaboraciones provienen de la ausencia de recursos y aprovechamiento de los ingredientes en los períodos de hambruna. Entre los productos más utilizados, destacamos el cerdo ibérico, el cordero, los embutidos, la morcilla patatera, los aceites, el pimentón y, por supuesto, los diferentes quesos, entre ellos la Torta del Casar y el Queso de la Serena. En este artículo, conoceremos los orígenes de las mejores recetas extremeñas en un viaje culinario por la región.

Repápalos

Los repápalos constituyen uno de los platos más típicos extremeños y poco conocidos por el resto de la geografía española. Para que os hagáis una idea de este plato, se trata de bolas de pan, parecidas a las albóndigas, acompañadas de leche o caldo. Dependiendo de la región de Extremadura, se le acompaña con otros ingredientes, pero los esenciales son el pan y el huevo. 

En su origen, la finalidad de este plato era el de utilizar ingredientes humildes y aprovecharlos. Hoy en día lo llamamos cocina de aprovechamiento, sin embargo, antes formaba parte del ingenio y la escasez de recursos que sufrían las familias campesinas del mundo rural extremeño, de ahí sus numerosas variantes. 

Consulta la receta de repápalos aquí.

Repápalos
Repápalos tradicionales en la zona de La Siberia

Migas

El siguiente plato que vamos a conocer son las famosas migas, típicas de la gastronomía española en varios puntos del país como Castilla la Mancha, Andalucía, Aragón y, por supuesto, Extremadura. El origen de este plato, como puede parecer, no proviene del mismo momento que los repápalos aunque también se trate de cocina de aprovechamiento. 

Las migas tienen su origen en las cocinas romanas, cuando se trataba el pan de las migas como una masa con agua. Las gachas legionarias romanas, nombre acuñado a este plato en la Edad Antigua, cambiaron por completo cuando los musulmanes llegaron a la península y la población empezó a aprender nuevas formas de cocinar y tratar, en este caso, el pan. Uno de los platos más conocidos para las ocasiones especiales de la sociedad andalusí era el tharid, un plato hecho con pan que se reconoce como el precursor de las migas tal y como las conocemos ahora.

Durante la reconquista, en Castilla se popularizaron las migas y las sopas de pan. Fueron un alimento básico para miles de familias, ya que se trataba de una elaboración sencilla y barata. Con el paso de los años, y desde finales del siglo XIX, las migas se popularizaron y se comenzaron a añadir nuevos ingredientes como chorizo, panceta, pescado o incluso miel o uvas. 

Migas extremeñas
Migas extremeñas

Zorongollo y sopa de tomate

Nos trasladamos al norte de Extremadura para conocer el origen del siguiente plato, el Zorongollo. En la zona de la Vera, muy conocida por su pimentón y las increíbles zonas naturales de baño, el Zorongollo es uno de los platos estrella en los veranos de las familias extremeñas. Se trata de una ensalada muy popular hecha a base de tomates y pimientos asados y regados con sus propios jugos, así como con aceite de oliva y ajo.

Como ocurre con la sopa de tomate, aunque esta es común en toda la región, tanto el Zorongollo como la sopa de tomate tienen su origen no solo en la cocina de aprovechamiento, sino también como muestra del gran cultivo de tomate que hay en Extremadura. En España, el 67% del tomate es producido en Extremadura.

Zorongollo. Fuente: Directo al paladar
Sopa de tomate. Fuente: Patrimonio inmemorial de Extremadura

Perrunillas

Si hablamos de postres Extremeños, es imprescindible introducir las dos joyas de la corona, las perrunillas y la candelilla. Las perrunillas tienen su origen en los conventos de monjas que existían en Extremadura desde el siglo XVI. Las hermanas, de forma altruista, se dedicaban y siguen dedicando en algunos conventos a preparar dulces típicos de sus regiones.

Sin embargo, estas deliciosas galletas no tenían ningún nombre hasta que se le acuñó el término “perrunillas” tras una trashumancia donde los perros acompañaban a los pastores y ganado a realizar el cambio de los pastos de verano a los de invierno.

Perrunillas. Fuente: Código cocina

Candelilla

Este postre típico extremeño se utiliza, sobre todo, en las ceremonias y los días más especiales en las casas de las familias. Junto a los piononos, eran parte del festín que se preparaba en las bodas antiguas para la familia de la novia. Resulta difícil averiguar de qué están hechas estas roscas, pero sus ingredientes son muy sencillos: harina frita y miel caliente, no hay más. Como las migas, este postre tiene su origen en las épocas romana y árabe de la Península.

Candelilla. Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario