Red Velvet

Red velvet

Son muchos los postres y dulces típicos de estas fechas navideñas. Roscones, panettones, troncos de Navidad, o incluso roscones. Hoy os traemos la receta de una tarta que, si bien, no suele ser típica, sus colores gritan «Navidad» a los cuatro vientos. Y es que la tarta de terciopelo rojo o «red velvet» tiene unos característicos colores rojo y blanco. Un pastel muy conocido en Canadá y Estados Unidos en la década de los 40 y 50. Durante la época de la Segunda Guerra Mundial, debido a la escasez de alimentos y el racionamiento, los panaderos usaban zumo de remolacha para mejorar su color.

Ingredientes para el bizcocho 

  • 120 g. mantequilla a temperatura ambiente
  • 350 g. azúcar 
  • 2 huevos 
  • 40 g. aceite 
  • 250 g. harina
  • 1 ½ cucharada cacao 
  • 1 cucharadita esencia de vainilla
  • 230 ml. leche
  • 2 cucharaditas de vinagre 
  • 1 cucharadita de bicarbonato 
  • colorante rojo (la cantidad depende de la marca de colorante) 

Ingredientes para la crema 

  • 205 g. nata para batir 
  • 160 g. azúcar 
  • 160 g. queso crema 
  • 1 cucharadita esencia de vainilla

Pasos para el bizcocho 

1. Mezclamos una de las cucharaditas de vinagre con la leche. Dejamos que repose unos 10 minutos antes de usarlo. (Así haremos una especie de buttercream). 

2. Mezclamos en un bol la mantequilla, el azúcar, el aceite y la vainilla. Batimos hasta que quede cremoso y tenga un color más pálido.

3. Añadimos los huevos, de uno en uno. Batimos. Cuando todo esté bien integrado, añadimos el colorante, y seguimos batiendo hasta que quede bien distribuido. 

4. En otro bol, mezclamos la harina y el cacao. De esta mezcla, vamos añadiendo la mitad, tamizada, a la mezcla roja. Mezclamos muy bien y añadimos la leche con el vinagre que habíamos retirado antes, poco a poco. Terminamos de añadir el resto de la harina y el cacao. 

5. Mezclamos en un vasito, la cucharadita de vinagre que quedaba con el bicarbonato, y lo añadimos a la mezcla roja. Batimos bien. 

6. Lo echamos todo en un molde, preferiblemente circular, en el que recubrimos los bordes con mantequilla y harina para que no se pegue la masa a los bordes. Y lo metemos al horno unos 60 minutos, 180º. 

7. Cuando haya terminado y lo hayamos sacado, desmoldamos cuando esté frío y cortamos dos o tres capas transversales (para poder rellenar más adelante con la crema). Si la tarta ha salido abombada por arriba, cortamos con un corte horizontal para dejarla plana. (Este sobrante luego lo podemos desmigar para usarlo de decoración). 

Pasos para la crema y presentación

1. Mezclamos la vainilla, el azúcar y el queso con una lengua de gato. 

2. Añadimos la nata poco a poco, mientras batimos con unas varillas (preferiblemente eléctricas). ¡Cuidado con pasarse al batir, no queremos que se corte! 

3. ¡La crema ya está lista! Rellenamos con cuidado las capas de la tarta y las montamos una encima de otra. Recubrimos también con una capa el exterior de la tarta con una capa muy fina (reservamos un poco de crema) 

4. Metemos la tarta en la nevera unos 15-20 minutos. 

5. Sacamos la tarta de la nevera y terminamos de recubrir el exterior con lo que queda de crema. También podemos decorar con una manga pastelera y con las migas que sobraron. 


¿Te has quedado con hambre de más? Estas son algunas de las recetas más navideñas y los postres más irresistibles que tenemos en CAMS:

Deja un comentario